Compartir

Sarah Illig, una jóven mujer que se encontraba en mitad su luna de miel en el Caribe, fue mordida en el brazo por tiburón mientras practicaba esnóquel.

El video, grabado por su marido, ha sido compartido en YouTube y pronto se ha hecho viral en países anglosajones. Además, Carroll ha compartido a través de la plataforma Imgur una foto de la herida provocada por el tiburón.

Illig, que confesó que en un principio pensó que era una broma de su marido, ha afirmado que “menos de un segundo después me di cuenta de lo mucho que dolía y miraba hacia atrás, donde mis gafas bloqueaban mi visión lateral para ver al tiburón”.

“Fue un accidente fortuito que no provocamos nosotros”, dice Sarah al comentar que en ningún momento tiraron comida al tiburón ni jugaron con él.