Compartir

Un usuario canadiense de Uber acabó con su cuenta corriente en números rojos cuando la empresa de transportes le cobró más de 18.000 dólares por un trayecto de unos 8 kilómetros.

El viaje debería haber costado alrededor de 10 dólares pero por un error informático al hombre le cobraron la astronómica cifra de 18.518 dólares. Más de un taxista se debe estar partiendo de risa en estos momentos.

El usuario colgó en su cuenta de 'Instagram' el recibo de la compañía de trasportes.

Emily Kannard, una amiga del damnificado, aseguró que Uber dijo no reembolsaría la cantidad al cliente perjudicado y retuiteó el mensaje de su amigo. Algunos medios se hicieron eco de la noticia y la compañía dio marcha atrás en su decisión y reconoció su error.

“Hubo un error y se ha resuelto“, dijo Uber en un comunicado. “Le hemos proporcionado un reembolso completo a este pasajero y le pedimos disculpas por esta experiencia. Tenemos medidas de seguridad para ayudar a evitar que ocurra algo así y estamos trabajando para comprender cómo sucedió esto”.