Compartir

Un perro con prisa fue grabado utilizando su pata para hacer sonar el claxon del coche en el que esperaba su dueño. Como si de una persona inquieta se tratara, el animal, con mucho porte, presiona con su pezuña la bocina del automóvil haciéndola sonar en varias ocasiones.

Las imágenes fueron captadas por Joris Wiggers en el parking de un centro comercial de Nanaimo, en British Columbia (Canadá). Wiggers  alarmado por el estruendo de los pitos, siguió el rastro del sonido que le llevó a descubrir la surrealista escena. Posteriormente, el vídeo fue colgado en Facebook por Elizabeth Herman.

El perro permanece sentado en el asiento del conductor, sólo le falta ponerse el cinturón de seguridad y arrancar el coche para dejar en tierra a su relajado amo.