Compartir

Una vaca ha nacido en una granja de la ciudad china de Mudanjiang, provincia de Heilongjiang. Hasta aquí todo normal.

Lo que complica un poco el tema es que el animal vino al mundo con una pata extra; y si ya le contamos que ésta ha crecido en su lomo, la historia se vuelve extraordinaria.

La ternera nació hace cuarenta días y, afortunadamente, se encuentra en buen estado. En las imágenes, grabadas hace una semana, se puede observar como la res corre y se mueve con toda normalidad, aparentemente, goza de buena salud. Tal y como informa el canal de noticias 'Newsflare.com'.

Su dueño ha declarado que esta extraña mutación genética no causa al animal problemas de salud o molestia alguna.