Compartir

Courtney Barnes, más conocida como 'Miss Miami', ha confesado que se inyectó diferentes sustancias para hacer aumentar el tamaño de su trasero. Su objetivo: Superar el tamaño del 'pandero' el de Kim Kardashian.

Barnes es estadounidense, tiene 32 años, y metro y medio de trasero. Para logar tan monumental aspecto, la modeló utilizó diferentes sustancias, alguna de ellas ilegal, para aumentar el tamaño de su 'culo' hasta alcanzar el metro y medio de diámetro.

Según ha confesado 'Miss Miami' al medio 'ViveUsa', hace seis años, cuando era bailarina, decidió aumentar el tamaño de sus posaderas. Gracias a este aumento ha multiplicado el número de seguidores en redes sociales donde se la compara con su antagonista, la Kardashian.