Compartir

Un gato callejero ha sido identificado como el principal sospechoso del intento de asesinato de Mayuko Matsumoto, una mujer de 82 años.

Matsumoto fue encontrada por su hija, ensangrentada y con 20 cortes en la cara, en su casa de Mifune, al sur de Japón. La Policía, tras analizar las heridas de la víctima, algunas de ellas graves, comenzó una investigación para aclarar lo sucedido, tal y como informa la emisora 'RKK'.

Cuando la encontramos, la sangre cubría toda su cara. Estaba empapada en sangre“. “No sabía lo que pasó“. Declaró su hija al citado medio.

Matsumoto, que tuvo que recibir atención médica, continúa en reposo en la cama, y por orden de los investigadores, no puede hablar sobre lo sucedido, informó 'Kyodo News'.

Los investigadores no encontraron ninguno de los accesos al domicilio forzados, pero sospechan que las heridas de la víctima habían sido causadas por un gato, dijo la cadena' NTV'.

La Policía encontró rastros, de lo que podría ser sangre humana, en un minino callejero que se encontró en el interior de la casa de Matsumoto junto a otro grupo de gatos, según publicó el diario Nishinippon Shimbun.

Se están analizando unas muestras de sangre extraídas del cuerpo del felino.