Compartir

Los pasajeros de un vuelo Madrid-A Coruña han sido sorprendimos con un regalo que seguramente les ha hecho su día mucho más feliz. 

Y es que el pasaje embarcado a las 7 de la mañana recibió, como si el Día de Reyes se tratara, un regalo de la famosa marca: el nuevo Galaxy Note 8.

La maniobra de la empresa surcoreana coincide después de que el año pasado, la compañía aérea prohibiese subir a bordo del avión con un Samsung Note 7, ya que algunos de estos terminales se incendiaron. 

Samsung ha regalado unos 200 teléfonos a los pasajeros del vuelo, que han compartido la sorprendente noticia en sus redes sociales.  Que alegría ver feliz a tanta gente #note8abordo #SinPalabras …y tan temprano 7:30 pic.twitter.com/nrYQxb78IL