Compartir

Una cámara de tráfico grabó el momento en el que el brazo de una grúa se desprende de su cuerpo y cae de manera violenta sobre un coche que circulaba por una calle de la ciudad de Guangdong, en el sureste de China.

Un hombre identificado como Li, de 29 años, conducía despreocupado por las calles en su Audi de color blanco cuando, de manera imprevista, el brazo de una grúa cayó sobre su vehículo. Milagrosamente, el conductor logró salir por el techo del vehículo y fue trasladado al hospital, donde, según el 'Daily Mail', tan solo presentaba fracturas en su tobillo derecho.

Los hechos sucedieron el martes sobre las 8:15 de la mañana, cuando Li se dirigía a su trabajo, una buena forma de empezar el día. “No había ninguna señal en absoluto y creo que estaba en un punto ciego cuando la grúa cayó“,  aseguró el afectado a medios locales.