Compartir

Un hombre de 35 años, con antecedentes policiales y cuyas siglas corresponden a A.O.J., se hospedó durante cuatro noches en un hotel cinco estrellas en el sur de Gran Canaria. Cuando llegó la hora de pagar la factura, que ascendía a 595 euros, el cliente desapareció, cual 'leftover', sin dejar rastro. 

Responsables del resort, situado en la zona turística de Maspalomas, avisaron a la Policía que comenzó la búsqueda del sospechoso.

A los pocos días fue encontrado en un centro de desintoxicación de la isla, donde, según ABC, se procedió a su detención. El sospechoso ya ha sido puesto a disposición judicial.