Compartir

La mujer se disponía a subir por unas escaleras mecánicas, cuando el suelo se abrió bajo sus pies, haciéndola desaparecer. Por suerte, su acompañante le pudo ayudar de forma inmediata, y otras personas se acercaron también para socorrerla, por lo que sólo ha sufrido heridas leves. 

El suceso acaecía este fin de semana en Shenzhen, al sudeste de China, un país en el que no es la primera vez que sucede un episodio así. Entre los más graves, en verano de 2015, una mujer falleció en unas escaleras mecánicas de un centro comercial en la provincia de Hubei.