Compartir

En este truco casero nos enseña un método muy simple y eficaz para poner fin a las picaduras de este molesto insecto.

Para ello necesitaremos: agua; azúcar; un sobre de levadura y una botella de plástico vacía. (La cartulina que incluyen en el vídeo, no es necesaria para que el experimento funcione).

Primero realizaremos un corte limpio en la mitad de la botella de plástico y dividimos el recipiente en dos mitades.

La parte del ‘culo’ la llenaremos de agua haste la mitad, y la mezclamos con el azúcar y la levadura, tal como nos enseñan desde el canal de Youtube de Badabun.

Tras realizar la mezcla, cogemos la otra mitad de la botella y la colocamos con la boca hacia dentro en el recipiente donde hemos mezclado el agua.

Y eso es todo.

Coloca el recipiente en el lugar donde quieras acabar con los mosquitos y espera los resultados.

En realidad no es ningún truco, es química. Los mosquitos se sienten atraídos por las personas debido al dióxido de carbono que emitimos al respirar.

El agua, mezclada con el azúcar y la levadura, también lo produce, por lo que los mosquitos se verán atraídos por nuestro experimento y allí se quedarán.

!Feliz verano!