Compartir

Durante estos días, se celebra en Pamplona una de las fiestas patrias más internacionales. 

Nuestros soldados, destinados en Irak, han rendido su particular homenaje a esta festividad y han colgado las imágenes en Twitter.

En un pasillo de tierra, fuertemente protegido por alambradas y murallas, los improvisados mozos corren perseguidos por dos remolcadoras cubiertas por sábanas negras, que imitan la piel del toro. 

Los soldados se han vestido especialmente para la ocasión y aparecen con el tradicional pañuelo rojo anudado al cuello.

La fiesta además de honrar al santo, ha servido para reforzar los lazos entre nuestros militares.