Compartir

Las altas temperaturas hicieron que un grupo de chicos decidiera combatir el calor de la mejor manera posible. Los alumnos de la ISCA Academy, un colegio situado en la localidad británica de Exeter, acudieron a clase vestidos con el uniforme femenino como señal de protesta contra la prohibición de llevar pantalones cortos, según ha publicado 'Devon Live'.

Hartos de tener que llevar pantalón largo incluso durante todo el verano, decidieron hacer algo para cambiar la política de la escuela en cuanto a no poder usar pantalones cortos

La madre de uno de los adolescentes ha asegurado al portal 'Devon Live' que su hijo “quería usar pantalones cortos, pero le advirtieron de que sería trasladado a una habitación de aislamiento durante toda la semana”

Al parecer, la idea de acudir en falda para protestar contra la política de uniformes del colegio vino a raíz de las palabras de la directora que les dijo que podían ir en falda si querían. Y dicho y hecho. En un primer momento, solo cinco de los alumnos se atrevieron a ir al colegio en falda, después se sumaron casi toda la escuela.

“Permiten a las chicas que lleven falda todo el año así que creo que es totalmente injusto que los chicos no puedan vestir pantalones cortos”, explicaba otra de las madres. Además, aseguran que no solo están vistiendo faldas para refrescarse sino también para protestar porque no sienten que hayan sido escuchados. 

Debido a esto, la dirección de la escuela ha asegurado a diferentes medios británicos que está considerando cambiar la política sobre uniformes en el futuro, aunque para ello deberá consultar con las familias de todos los alumnos de la escuela.