Compartir

Las cajas de pintura Alpino han estado presentes durante varias generaciones en numerosas escuelas y hogares. La marca catalana se fundó en 1933 y aunque a lo largo de los años han ido modernizando el dibujo y formato de sus paquetes. Lo que siempre se ha mantenido en la ilustración de sus paquetes ha sido la imagen de un cervatillo en el monte junto a un lápiz gigante que tenía un cartel que indicaba 10 Km. Un cartel cuyo significado ha generado la curiosidad de numerosos internautas.

Todo empezó cuando un tuitero subió la imagen de la famosa caja de lápices preguntándose cual era el significado del famosos cartel: “Pasan los años y sigo sin saber qué es lo que estaba a 10 kilómetros…”. Esto generó numerosos retuits y hay quienes decidieron contribuir a resolver el misterio aportando sus propias teorías.

La teoría que más se repetía decía que esos 10 kilómetros era la distancia que es capaz de pintar cada uno de los lápices que contiene la caja de pinturas. Una teoría que ha estado presente durante varias generaciones. 

Tras el debate suscitado en las redes sociales por intentar encontrar el auténtico significado del cartel, Alpino decidió resolver el misterio a través de su cuenta oficial de Facebook. La marca catalana invitó a sus seguidores a contar sus teorías y les retó a que si llegaban a los 5.000 'Likes' desvelarían el misterio.

Y dicho y hecho. Una semana después de lanzar el reto, Alpino resolvió finalmente el significado del cartel. “Nos ha encantado vuestra originalidad y ya que muchos coincidís en que corresponde a la distancia con la que se puede dibujar con uno de nuestros lápices os invitamos a alcanzar el reto, comentaba la compañía en su cuenta de Facebook. 

“Lo qué esconde la señal del lápiz… ¡¡a 10 kms se encuentra el pueblo más cercano!! No se trata de Maienfeld (el pueblo de Heidi), sino que se refiere a un pueblo imaginario. Los creadores de Alpino nunca llegaron a especificar ni el pueblo ni la región de la que se trataba, lo que sí dijeron fue que les encantaba el paisaje de los Alpes y que se inspiraron en sus montañas para crear la mítica imagen de la caja de lápices”, termina por desvelar Alpino. 

Finalmente la respuesta más sencilla ha sido la correcta, aunque no han rechazado la teoría de pintar 10 kilómetros con uno de sus lapiceros y han retado a sus seguidores a intentarlo.