Compartir

Todo es posible en Nueva York

Las cámaras de seguridad de un pequeño comercio del barrio del Bronx registraron el curioso atraco que llevaron a cabo dos hombres de color.

Los atracadores lanzaron, de forma violenta,  aguacates y plátanos contra los dependientes con la intención de robar en la tienda.

Uno de los empleados acabó con la mandíbula rota, el brazo fracturado y con varias contusiones por todo el cuerpo.