Compartir

Un equipo de bomberos de Toronto ha rescatado este jueves a una mujer de 23 años que se encontraba colgada de la polea de una grúa a 30 metros del suelo desde hacía horas. Alguien vio a la joven colgando de un cable y llamó a los agentes en torno a las cuatro de la mañana, según informa el canal de televisión CTV News Toronto.   

En cuanto recibieron el aviso, los bomberos se presentaron en el lugar de los hechos para rescatar a la joven. Un integrante del equipo de bomberos comenzó la operación de rescate sobre las seis. Mientras tanto, la Policía cortó el tráfico en los alrededores. 

Finalmente, el bombero logró llegar a la joven sobre las ocho y media de la mañana y descendió con ella hasta el suelo, sin incidentes. 

Tras más de dos horas intentando bajarla, la joven fue detenida y esposada por violar una propiedad privada y por los daños públicos causados. La Policía desconoce los motivos que llevaron a la joven a subir a la grúa, con una altura equivalente a 12 pisos. No obstante, creen que utilizó los cables de la polea para ascender hasta el lugar donde fue localizada.