Compartir

Un tiburón de metro y medio ha aparecido muerto y partido por la mitad, varado en una playa de New Smyrna (Volusia), en el estado de Florida (Estados Unidos).

El escualo levantó la curiosidad de bañistas e investigadores, quienes han asegurado que otra criatura, todavía mayor, fue la que partió al tiburón por la mitad.

En declaraciones a Fox News, Tammy Morris, portavoz del servicio de vigilancia y rescate de Volusia Country Beach Safety Ocean Rescue, ha declarado que el escualo fue mordido, “definitivamente” por un pez mucho mayor.

Las investigaciones se centran en descubrir qué tipo de criatura pudo atacar al tiburón y dejarlo en semejante estado.

En el mes de enero se divisó un tiburón blanco de casi cuatro metros y medio, y el pasado 1 de febrero se encontró otro, nadando en las costas de Florida. 

Siempre hay un pez más grande.

Ver fotos en Instagram