Compartir

La paciencia tiene un límite y sino que se lo digan a este profesor particular que ya no podía soportar más el pasotismo de su alumno. 

En el vídeo, de a penas un minuto de duración, puede verse cómo el trabajador le recrimina al joven la falta de atención en sus clases. “Siempre te da igual todo (…) Sólo te pido un poco de actitud. Veinte minutos llevamos para aprender esto”, le dice.

Sin embargo, el alumno, en vez de mostrarse más dispuesto a aprender, sorprende y hace perder los nervios al docente con esta respuesta: “Bueno, pues para eso te pago, subnormal”.

“¿Cómo que subnormal? ¡Me estás tocando los cojones ya. ¡Yo esto no lo puedo soportar!”, reclama el docente alterado.

En ese momento se levanta de la mesa y coge el ordenador portátil, el cual golpea en repetidas ocasiones hasta romperlo.