Compartir

Collette Divitto es una joven estadounidense de 22 años que tenía como sueño ser panadera. Tras ser rechazada en varias entrevistas por padecer síndrome de down, la joven ha decidido abrir su propia panadería

El caso de esta joven ha enternecido a las redes sociales. Collette desde pequeña ha sido muy aficionada a la cocina por lo que cuando cumplió la mayoría de edad decidió que quería trabajar en una panadería en Boston, Estados Unidos. La joven acudió a infinidad de entrevistas donde fue rechazada por tener síndrome de down. En una entrevista al portal 'Up Worthy' la joven reconoció que “muchas personas que me entrevistaron me dijeron que yo era muy guapa, pero que no era una buena opción para ellos. Fue muy doloroso y me sentí muy rechazada”. 

Aunque esos rechazos la llevaron a desanimarse y a culpar a su enfermedad de no encontrar trabajo, sacó fuerzas y decidió construir su propia panadería. Su madre y su hermana decidieron ayudarla montando su panadería llamada Collettey.

La historia de la joven comenzó a salir en medios locales haciéndose viral. Debido a esto la empresa comenzó a crecer duplicándose los pedidos. La rapidez con la que ha crecido la empresa la joven reconoce que ahora “puedo comenzar a contratar personal, con y sin discapacidad”.

Su historia es un ejemplo de superación y por ello la joven ha querido lanzar un mensaje a todas aquellas personas que luchan por su sueño: “Nunca se den por vencidos. No dejen que nadie te ponga triste ni te haga sentir rechazado. Mantén tu motivación y persigue tus sueños“.

La panadería de Collette tiene una página en Facebook donde sube todos sus avances en la empresa.