Compartir

Una investigación en el Hospital Universitario de Shinjuku Ward, Tokyo, ha desvelado las causas que provocaron hace unos meses un incendio en un quirófano durante una operación.

Esta investigación revela que fue un pedo de la paciente que estaba siendo intervenida lo que desencadenó la llamarada que le provocó graves heridas.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 15 de abril, cuando la mujer de 30 años que estaba siendo sometida a una operación en el útero mediante cirugía por láser tuvo una flatulencia. Al parecer, el gas de la ventosidad hizo contacto con el láser utilizado, lo que provocó que se incendiara la sábana de la camilla de operaciones.

Este fuego provocó graves heridas a la mujer, que sufrió quemaduras en el cuerpo, incluida la cintura y las piernas. 

Esta conclusión se ha sacado después de analizar todo el equipamiento para la operación y comprobar que en el quirófano no había material inflamable.