Compartir

El Hospital General de Elda, en Alicante, tiene desde el pasado domingo a un 'paciente' un tanto especial esperando a sus puertas. Maya, una perra de la raza Akita Inu, se encuentra pacientemente para ver si vuelve a ver su dueña, Sandra, una joven de 22 años que tuvo que ser operada de urgencia después de una apendicitis que sufrió durante su viaje.

La joven, de 22 años, empezó a sentirse mal después de volver de vacaciones en Granada con su padre Manuel. Sandra decidió ir al hospital y lo que parecía una visita efímera, se ha convertido en una estancia de varios días. Pese a ello, Maya ha mostrado su fidelidad y no se movido ni un instante de la puerta de Urgencias, ya que no puede pasar dentro del centro clínico.

Un gran número de personas que trabaja en el Hospital de Elda ha valorado la acción de Maya, a la que no le han faltado cuidados en los últimos días. Agua, comida y compañía. La fidelidad de esta perra ha provocado que algunos trabajadores hayan propuesto a Sandra y a su padre hacerse cargo de ella hasta que se recupera pero se niega a moverse de allí bajo ningún concepto.

Está previsto que la espera de Maya no se alargue muchos más días ya que Sandra podría recibir el alta médica en breve y regresar todos juntos a Barcelona, donde residen habitualmente.