Compartir

La fiebre por Pokémon Go está llegando tan lejos que algunos jugadores están perdiendo los papeles por momentos.

Ese es el caso de Eihudi Justin Urassa, un usuario de Facebook, que no dudó en subir un vídeo a su cuenta personal en la red social en el que se mostraba orgulloso de mostrar al mundo a su “Pikachu”.

No, el joven había cazado al famoso Pokémon en el juego sino que había decidido, ni corto ni perezoso, teñir a su perro de color amarillo, con varias rayas negras e incluso pintarle dos coloretes rojos.

Varias personas que paseaban por la calle le llamaron la atención pero el joven argumentaba que era simplemente por su afición al juego y que el animal no estaba sufriendo.

Eso sí, en las redes sociales ha habido muchas críticas a este comportamiento, calificándolo de “tortura” o de “abuso animal”.