Compartir

Una modelo está en el punto de mira de las redes sociales, después de colgar una foto en la que se reía del cuerpo de una mujer. “Si yo no puedo borrar esta imagen de mi mente, vosotros tampoco”, escribió junto a la imagen en la que ella aparece tapándose la boca como no pudiendo aguantar la risa.

Los seguidores no tardaron en reaccionar defendiendo a la mujer y criticando el comportamiento de la modelo. 

En el gimnasio donde fue tomada la fotografía, se ha prohibido la entrada a la chica y la policía ha abierto una investigación por haber difundido una imagen privada que podría atentar contra el derecho a la intimidad.

La modelo, chica Playboy, no tardó en pedir perdón tras comprobar el revuelo que había provocado con un vídeo: “Sólo quiero haceros saber que la foto que subí a Snapchat fue absolutamente equivocada y para nada lo que pretendía. He escogido mi trabajo como medio de vida porque amo el cuerpo femenino y sé que avergonzarse de él está mal y no es el tipo de persona que soy”.

A pesar del mensaje, el castigo fue implacable y se vio obligada a cerrar sus perfiles de Twitter, Instagram y Snapchat.