Compartir

Chris Meehan, jockey irlandés de 22 años, puede confesar, pese a su juventud, que durante su vida la mala suerte le ha perseguido. Durante una competición ecuestre en Italia, el joven sufrió varios percances consecutivos que han sido muy comentados en las redes sociales.

En un primer lugar, su caballo se asustó y le tiró al suelo, rompiéndole la nariz y como consecuencia de la hemorragia, una gran cantidad de sangre. Para que le evaluaran tranquilamente en el hospital, el joven llamó a una ambulancia, con tan mala fortuna que al llegar al recinto, esta le atropelló.

Sí, en una de las maniobras marcha atrás del vehículo, la ambulancia le arrolló y provocó una fractura en la pierna derecha de Meehan.

Después de esos percances, y sin ninguno más por el camino (¡menos mal!, llegó a pensar él), el jockey llegó al hospital, donde ha tenido que recibir 2 puntos de sutura en la nariz y ser operado de la fractura de pierna que le provocó la ambulancia.

El joven, nada rencoroso con el conductor del vehículo, se ha tomado la situación con humor, asegurando que parte de su familia se dedica al sector de las ambulancias… ¡Pobre chaval!