Compartir

Una cafetería suiza tiene previsto abrir sus puertas el próximo mes de noviembre con una novedad significativa en la carta respecto a la competencia. 'Café Fellatio', el nombre del local, ofrecerá a sus clientes un servicio especial: sexo oral a la hora de tomar un delicioso cappuccino.

Según asegura el diario suizo 'Le Matin', la cafetería que abrirá en Ginebra cobrará 60 euros por ese café especial que será servido por camareras contratadas especialmente para ese cometido.

Este establecimiento guarda muchas similitudes con uno que ya existe en Tailandia y que ha servido de referencia a la empresa Facegirl, dedicada al servicio de escorts, para poder entender mejor el negocio.

El propietario de la cafetería, Bradley Chavet, ha aclarado que los clientes podrán elegir a la camarera que se encargará de realizar el servicio y el tipo de café que quieren tomar desde una aplicación que lanzarán a modo de prueba en las próximas semanas para el móvil.

En el barrio de Ginebra donde se instalará esta 'cafetería' no ha sentado nada bien la noticia, algo que las asociaciones que defienden los derechos de la mujer en Suiza, quienes entienden que es una forma de denigrarlas y de favorecer la trata de blancas en el país, algo por lo que llevan “luchando” desde hace años.