Compartir

Lo que descubrieron los padres de esta pequeño gracias a las imágenes que grabó la cámara de vigilancia que tienen instalada en su habitación pone los pelos de punta…

El bebé estaba durmiendo plácidamente, pero se despertó de repente entre llantos y, como puede verse en las imágenes, comenzó a trepar sin ningún miedo por los barrotes de la cuna.

Mientras lloraba y llamaba a su madre, el pequeño se llegó a poner de pie sobre la fina barandilla de la cuna. Desde luego, viendo las imágenes puedes llegar a temer la caída del pequeño. Y eso fue lo que pasó, pero afortunadamente fue a parar al colchón y no al suelo.