Compartir

Las fotos que tenemos en el móvil, dependiendo de la temática que tengan, nos pueden terminar jugando una mala pasada algún día. Y si no, que se lo digan a una chicha británica llamada Jessica O'Brien

Resulta que la joven estaba intentando vender un sofá a través de Bew Burnley, una empresa para comprar y vender objetos de segunda mano. Según publica el Daily Mail, en el anuncio incluyó varias fotos del sofá que pretendía vender, pero se le coló por error una imagen de sus pechos (que puede verse aquí)

Como era de suponer, el error de esta joven británica se ha terminado convirtiendo en viral, y su publicación ha sido muy compartida.

Desde luego, el mal trago que ha pasado ha debido ser tremendo… En una entrada en su Facebook ha explicado que no era su intención subir esa foto, sino que se ha tratado de “un error de adolescente”.

Después de todo el revuelo… ¿habrá conseguido vender finalmente el sofá?