Compartir

De prisión al estrellato. Así se puede definir el cambio que ha sufrido Jeremy Meeks en los dos últimos años. En 2014, el departamento de Policía de Stockton le detuvo por varios delitos, entre ellos, posesión ilegal de armas y pertenencia a bandas criminales. Después de varios recursos, el joven estadounidense acabó en la cárcel.

La policía, sin comerlo ni beberlo, publicó su ficha en Facebook, convirtiéndose en toda una sensación en las redes sociales. Tal fue su fama que se llegó a calificar como el 'preso más sexy del mundo'.

Esa repercusión le sirvió para firmar un contrato con algunas agencias de modelos, quienes han celebrado que el próximo mes de julio salga de la cárcel para empezar a trabajar con ellas. Sin embargo, esa no es la única oferta que ha recibido en los últimos días Jeremy Meeks.

Según ha confesado su manager en una entrevista con 'New York Magazine', el 'preso más sexy del mundo' ha recibido una suculenta propuesta para aparecer en el próxima película de Vin Diesel en Hollywood, algo que le satisface porque es mucho más que un físico. “Su imagen tiene que servir para que los menores abandonen las pistolas. Tiene mucho talento y ayuda con su labor a muchos jóvenes”, declaraba Jim Jordan.

Jeremy Meeks ha agradecido en las últimas horas el apoyo de todos sus seguidores en su cuenta de Instagram. “Quiero agradecer a mi familia y a todo el mundo por su amor y oraciones. Estoy abrumado pero agradecido por lo que se avecina”, ha escrito el joven.