Compartir

Este martes se ha aprobado en Cantabria un curioso cambio en el calendario escolar. Ramón Ruíz, consejero de la Mesa Sectorial de Educación, con el apoyo de la Junta Personal Docente, ha sido el que ha anunciado esta serie de modificaciones. 

Los cambios se llevarán a cabo a partir del inicio del curso escolar de 2016-17, en el próximo mes de septiembre. Los alumnos de la ESO y de Bachillerato de los institutos y colegios cántabros disfrutarán de una semana de vacaciones cada dos meses. Serán cuatro las evaluaciones que habrá con este nuevo sistema, y se suprimen los exámenes de septiembre en la ESO. 

En esas semanas en las que los niños estén de vacaciones, estarán unos centros con comedor a disposición de los alumnos que no puedan quedarse con sus padres. Esos centros tendrán un comedor, y el coste será gratuito para aquellas familias con problemas económicos. 

Este novedoso sistema empezará el 8 de septiembre en los colegios y el 12 en los institutos y se dará por finalizado el 23 de junio en los colegios y el 27 en los institutos.
Entre el 31 de octubre y el 6 de septiembre será la primera semana de vacaciones. En Navidad tendrán días libres hasta el 8 de enero, y del 23 al 28 de febrero disfrutarán de la semana de vacaciones de Carnaval. La Semana Santa será entre el 17 y 23 de abril.

Se mantienen los 175 días lectivos, a pesar de los cambios. Pero lo que se busca es que las evaluaciones sean más cortas de lo que tenemos por defecto.