Compartir

Una niña de 10 años, natural de Texas (Estados Unidos) ha recibido uno de los mejores regalos que le podían hacer. Se trata de una muñeca con prótesis en la pierna, como la que lleva ella misma. Y es que, su sueño siempre había sido tener una muñeca que fuese parecida a ella, igual que las tenían el resto de sus amigas.

Las muñecas en las que se puede escoger el tono de piel, de pelo, de ojos, la ropa y demás accesorios, cada vez tienen más éxito entre las niñas de Estados Unidos. Ahora, gracias a los esfuerzos que ha hecho su madre, la pequeña Emma ya tiene la suya.

Y es que, aunque la empresa de muñecas no las fabrica, la madre de la niña ha hecho todo lo posible para que una empresa de prótesis le fabricase una nueva pierna a la muñeca.

La reacción de Emma al ver el regalo es realmente emocionante, ya que no puede dejar de llorar al ver que por fin tiene una muñeca como ella.