Compartir

Esa querella por prevaricación fue interpuesta el pasado 17 de mayo por otro de los candidatos a la presidencia de la federación Miguel Galán. Villar tendrá que declarar como investigado -lo que antes era imputado- ante el juez Marcos Ramón Porcar, que ha ordenado la apertura de diligencias, para el próximo 15 de septiembre. Antes, el 23 de junio, el presidente del fútbol español, deberá presentarse en los juzgados de Majadahonda. En esa primera cira judicial, el juez podría archivar la querella si deduce que no hay motivos suficientes para continuar.

Y es curioso, porque esa última fecha coincide con la celebración de la Eurocopa, y el evento deportivo tendrá a Villar como presidente en funciones de la UEFA. 

Galán interpuso la querella después de considerar que Villar elaboró deliberadamente un reglamento electoral que se apartaba “radicalmente” de la norma general. En ese reglamento inválido se vulneraban varios puntos, entre los que se hallaba la moción de censura, o incluso los propios estatutos de la federación al ordenar una reducción del número de asambleístas, que son los encargados de votar en las elecciones a la presidencia. Por este último punto, Villar se vio obligado a modificar los estatutos federativos durante la última asamblea extraordinaria que se vio obligado a convocar para ello.

En estos momentos, Villar está meditando presentarse a las elecciones de la UEFA. Las elecciones a la presidencia del organismo que rige el fútbol europeo están programadas para el 14 de septiembre, es decir, un día antes de tener que ir a declarar si el juez lo considera conveniente el próximo 23 de junio.