Compartir

1Seguramente los hayas visto en los zoológicos, en imágenes o más de cerca. Son muy bonitos, monísimo

Seguramente los hayas visto en los zoológicos, en imágenes o más de cerca. Son muy bonitos, monísimos, adorables, animales a los que desearías abrazar sin parar y tener como mascota cual perro por tu casa. Pero, mucho cuidado, porque si ves a alguno de los de esta lista, lo mejor es que tomes las precauciones adecuadas o, mejor aún, que salgas corriendo. No son tan encantadores como parecen y es que podrían matarte en unos pocos segundos o dejarte totalmente incapacitado. Loris perezoso Tan solo con mirar a los ojos a este pequeño animal dan ganas de abrazarlo muy fuerte, ¿verdad? Tiene mirada tristona, como un bebé que suplica una piruleta y, claro, a los humanos se nos derrite el corazón. Esas manitas tan pequeñas y ese pelo tan suave esconde en su interior un letal veneno que podría paralizar e incluso asesinar a una persona en cuestión de minutos e incluso segundos. Cuando se sienten amenazados hacen uso de una sustancia venenosa que tienen en el brazo, llevándosela hasta la boca y mezclándola con la saliva. La toxina de esta glándula les convierte en unos grandes depredadores de algunos animales, entre ellos, los humanos. Existe un grave problema con el comercio ilegal de este tipo de animal en Japón, pues adquirieron una gran popularidad a través de vídeos en Internet en los que parecían muy dulces y los comenzaron a comprar y a tener bajo cautividad, algo que les volvió el doble de peligrosos, ya que no están hechos para ser mascotas de compañía.

Atrás