Compartir

1Los meses de mayo y junio son los peores para la alergia primaveral. El polen llega cada año más fue

Los meses de mayo y junio son los peores para la alergia primaveral. El polen llega cada año más fuerte por las altas temperaturas y las pocas lluvias y los alérgicos lo pasan realmente mal. Los síntomas llegan pronto y de manera brutal, por lo que hay que llevarlo de la mejor manera posible, ya sea con medicación o con una alimentación adecuada que permita reducir el malestar general y los estornudos. Las grandes ciudades son las que más están expuestas al polen que generan las gramíneas y los olivos, por lo que tienen que extremar el doble el cuidado. En una época como esta lo mejor es seguir una dieta apropiada y comer de forma equilibrada, pero, sobre todo, incluir ciertos alimentos que rebajan los síntomas considerablemente. Las verduras, el pescado y las frutas son los tres tipos de alimentos que no pueden faltar en el día a día, ya que está demostrado que hacen que afecten menos las alergias. Sin embargo, no son tan recomendables el pollo, los lácteos, la carne y el pan. Lo mejor para combatirlas son los alimentos que contienen vitamina C y ácido fólico. Te contamos qué es lo mejor para no estornudar ni rascarnos continuamente. BrócoliEl alto contenido en vitaminas y fibra hace de él un vegetal ideal para las comidas. Tiene muchísima vitamina C para que las defensas se fortalezcan y alivia muchísimo los síntomas de la alergia. De la misma familia son otros alimentos como la col, la coliflor, la rúcula, el nabo y el repollo, que también son muy buenos para esta temporada.

Atrás