Compartir

La noche de bodas suele ser el momento más esperado por los novios una vez que se celebra la ceremonia y el banquete, pero para esta pareja se convirtió en el punto y final de su esporádico matrimonio.

Según una noticia recogida por el Daily Mail, nada más terminar la celebración, los novios se fueron a su habitación de hotel. El hombre contaba con disfrutar de una noche de placer sexual con su mujer, pero ella parece que tenía otras prioridades: responder con el móvil a las felicitaciones de sus amigos

Un familiar del novio explicó al diario Al Watan que “cuando él intentó acercarse e intimar, ella lo ignoró, sin responder a sus palabras o intentos de cortejo“. 

Fue entonces cuando el marido le pidió que dejara el teléfono móvil para prestarle atención y cuando le preguntó si eran más importantes sus amigos que él, ella respondió que sí.

Ante esta inesperada respuesta, ambos comenzaron una tensa discusión y él no dudó en pedirle el divorcio y abandonar el hotel.

El caso fue remitido a un comité de reconciliación, pero el hombre se mantiene firme en su decisión de divorciarse y poner fin a su matrimonio.