Compartir

Entre los dolores cotidianos más incapacitantes, que afecta a hombres y mujeres por igual, está la migraña.Y es que las molestias intensas que provoca pueden hacer que los pacientes se queden en la cama atrapado y sin poder moverse. En esas situaciones, muchas personas toman analgésicos fuertes, que a la larga no suponen una solución sino, más bien, un problema.

De entre los remedios caseros, naturales y sanos que pueden ayudar a combatir los dolores de la migraña existe una receta muy efectiva que evita también los efectos secundarios de los medicamentos. 

INGREDIENTES:
– 500 g de miel
– 10 dientes de ajo
– unos granos de pimienta negra

El modo de prepararlo es muy sencillo. Debes limpiar los dientes de ajo y cortarlos por la mitad. A continuación hay que ponerlos en un frasco, añadir la miel y espolvorear por encima un poco de pimienta negra. Cierre bien y dejar reposar durante 5 días. Consumir el elixir cuando sea necesario.

¿Cuándo debo tomarlo? Una vez que sientas los primeros síntomas de un dolor de cabeza, lo ideal es tomar una cucharada del elixir y asegurarnos de comer un pedazo de ajo y un grano de pimienta.

También puedes consumir este elixir, incluso cuando no tienes un dolor de cabeza. Toma una cucharada por la mañana y antes de acostarte con el estómago vacío. Estos ingredientes aumentan tu inmunidad, combate las bacterias, estimula la digestión y trata la hipertensión arterial y regular. Por supuesto, puedes tomarte una cucharada de esto todos los días, incluso cuando no tengas dolor de cabeza con el fin de prevenir los dolores de cabeza antes de que lleguen. Tu cuerpo te lo agradecerá.

El principal ingrediente activo del ajo es la alicina y esta se descompone y deja de ser eficaz en el momento se prepara o cocina el ajo. Por eso, el ajo debe estar crudo. No debe tomarse en grandes cantidades. Tomar dos gajos de ajos al día y en ayunas es suficiente. Además estarás fortaleciendo tu corazón y, aunque no venga al caso, tu potencia sexual.

                               

En cuanto a la pimienta negra, tiene antioxidantes que colaboran en la lucha contra el cáncer, problemas de hígado y enfermedades cardiovasculares. Ademas, ayuda a eliminar grasas y por lo tanto a perder peso, mientras que tu piel se beneficia de la piperina que contiene la pimienta y que ayuda en la creación de pigmentos. Y es un potente elemento antibacteriano. Y , por último, como contiene un aceite esencial, que se puede utilizar externamente para aliviar el dolor de la artritis reumatoide. Tiene un efecto de calentamiento y tiene una suave acción analgésica.

La naturaleza nos ofrece muchos elementos que alivian múltiples dolores. Sólo tenemos que aprender a usarlas.