Compartir

El pasado mes de Febrero, la Policía Nacional encontró un cadáver de una chica de 30 años aproximadamente en un banco de un parque sevillano. Fue gracias a Carmen, una trabajadora del parque que recogió pañuelos con sangre de la escena del crimen y los guardó en una bolsa. La andaluza dijo que “tanto si es un suicidio como un asesinato, las pruebas hay que recogerlas siempre todas, sea lo que sea”.

Carmen se considera una gran seguidora de la serie CSI, por lo que quiso aportar todas las pruebas a la Policía Nacional, que en principio se valoró el caso como un suicidio, pero que finalmente se demostró que la joven fue asesinada. Restos del ADN permitieron identificar al presunto autor del crimen. 

Carmen trabaja en el parque de María Luisa desde hace 28 años, y es conocida como “la del pincho”, debido a que siempre recoge toda la basura del parque con un palo con un pincho. Ella asegura que está orgullosa de lo que hizo.

Ignacio Cosidó, director general de la Policía, valoró el acto de Carmen como “una muestra más de la colaboración ciudadana”. “Había elementos sospechosos”, por lo que los agentes encargados del caso tuvieron que investigar a fondo los hechos. “Los agentes pensaron que era un suicidio en un principio”, pero finalmente optaron por cerrar el parque para buscar cualquier seña que les pudiese dar más información.

El autor del crimen fue un hombre de 46 años que, presuntamente, abusó de la joven sexualmente de una forma muy violenta, que la abocó a la muerte. Se consiguió identificar al hombre “a través del ADN”.