Compartir

1AeropuertosUna mujer, llamada Azilef Speers, denunció en las redes sociales, muy indignada, lo que l

AeropuertosUna mujer, llamada Azilef Speers, denunció en las redes sociales, muy indignada, lo que le había pasado al comprarse en el aeropuerto de Ibiza un sándwich 'premium' que, precisamente, de eso no tenía nada. Bueno sí, el precio, 6,05 euros. Dentro lo único que llevaba era una mísera loncha de chóped que ni si quiera ocupaba el pan entero y unas miguitas de lechuga. ¿Son comunes estos 'timos' en los aeropuertos españoles (y del mundo entero)? Pues, lamentablemente, suelen ocurrir. Ya no solo que lo que compras sea un poco basura, sino que a pesar de que esté exquisito el precio a pagar puede llegar a ser desorbitado para una persona normal. Un consultorio para viajeros muy famoso en la red, 'Nadaltravel's, ¿dígame?', una persona le preguntó que por qué en los restaurantes de los aeropuertos todo es más caro y de peor calidad que en cualquier otro, a lo que contestaron que “es uno de los misterios de la humanidad. Puedo aceptar que sea más caro que un bar normal porque la autoridad portuaria le cobre un pastón a la franquicia por estar allí (…) encima el café con leche sepa a quemado, los bocatas de tortilla sean más rancios que la momia de Tutankamón y las ensaladas parezcan de plástico clama al cielo. No hay posibilidad de competencia, la inmensa mayoría de los clientes no van a volver jamás porque están en tránsito y encima el alquiler del local es carísimo porque la autoridad aeroportuaria de turno se lucra con ello. Todo sumado nos lleva a la tomadura de pelo que soportamos”.

Atrás