Compartir

Laura Escanes ha sido la última famosa que ha decidido hacerse un tatuaje de su pareja. En concreto, la modelo se ha hecho la firma del publicista, algo por lo que ha recibido críticas en las redes sociales.

Esa demostración de amor tiene sus riesgos, tal y como le ha pasado, por ejemplo, a Melanie Griffith. Hay técnicas y técnicas para borrar tatuajes pero al final esa huella perdura para siempre.

Un vecino de California (Estados Unidos) decidió tatuarse hace unos años el retrato de su mujer en el brazo. Sin embargo, hace unos días recibió una noticia que le cambiaba la vida: le había pedido el divorcio.

El hombre tiró de ingenio y de rencor y en vez de someterse al láser para borrar ese tatuaje, decidió convertirlo en un dibujo.

Tal y como publica 'Daily Mail', el hombre acudió a un local cercano, recreando el dibujo en un demonio con dientes afilados y cuernos.

En las redes sociales, la imagen ha sido todo un éxito y más de 4,5 millones de personas la han visto en Imgur. ¡Una auténtica pasada!