Compartir

No es la primera vez que Hollywood lleva a la gran pantalla noches de fiesta en las que pasa absolutamente de todo. Prueba de ello, por ejemplo, 'Resacón en Las Vegas'. Aunque sin tigres ni secuestros, la historia de Alex Caviel no tiene nada que envidiar a la película protagonizada por Bradley Cooper o Zach Galifianakis.

Este joven británico decidió salir a tomar algo junto a sus amigos en Chelmsford (Reino Unido), pero sin saber muy bien por qué acabó despertándose en Barcelona. Sí, a casi 2.000 kilómetros de distancia de su casa.

Alex ha narrado al diario 'Independent' que no recuerda cómo decidió embarcase en este viaje. Si sabe que a cierta hora de la noche perdió la pista a sus amigos y que pensó que era un buen momento para viajar. Lo siguiente que recuerda es despertarse en un avión que le llevaría hasta la ciudad condal.

Lejos de asustarse, el joven británico decidió aprovechar el viaje para disfrutar de los principales atractivos turísticos de Barcelona. Llegó a hospedarse en tres hoteles distintos y no dudó en entrar en la zona VIP de un local barcelonés. Para presumir de todo esto en su perfil de Facebook, Alex Caviel se gastó más de 1.000 euros.