Compartir

No todos los pueblos de España superan los 200 habitantes. Es un número escaso, que da opción incluso a que todos los vecinos se conozcan entre sí, pero que algunos pequeños núcleos de la geografía española tan solo superan en épocas estivales. Sin embargo, ninguno de ellos puede presumir de que todos sus habitantes vivan en el mismo edificio.

Esa peculiaridad nos lleva hasta Alaska (Estados Unidos), donde se encuentra el pequeño municipio de Whittier. Sus 200 habitantes viven la Torre Begich, un edificio de 14 plantas construido a finales de los años 50. Tal y como cuenta 'La Vanguardia', todos sus residentes se trasladaron allí cuando fue terminada.

Dadas las altas temperaturas de la zona, sus 14 plantas no acogen únicamente viviendas. La Torre Begich también cuenta con un hospital, una comisaria, un supermercado, una oficina de correos o un hotel. Incluso la oficina del alcalde se sitúa en este complejo. El único servicio básico que se queda fuera, el colegio, está conectado con el edificio a través de un túnel.

La acción de terremotos y tsunamis ha hecho que la Torre Begich sea la única construcción que se mantiene en pie.