Compartir

Las imágenes que se reproducen a continuación pueden HERIR SENSIBILIDADES. En ellas se puede apreciar como el presentador de la BBC, Greg Foot, se ofrece a que le arranquen un trozo de su cuerpo, concretamente de su pierna, para que sea cocinado y más tarde degustado por él mismo y otras personas allí presentes.

Según Greg Foot, la carne humana “no tiene un sabor desagradable” e incluso es más aceptable que alguna de las hamburguesas que ha probado. “Tiene un sabor entre el cordero y el cerdo”, reconocía el cocinero, quien también se animaba a probar ese 'lujo'.

El análisis realizado en el laboratorio demostró que los músculos hallados en su pierna eran similares a los de una pechuga de pollo. No contento con eso, Foot instó al cocinero a hacer una hamburguesa 'mixta' con su carne, la de cerdo y la de cordero.

“Está bastante buena”, aseguraba repetidamente. ¡Una auténtica locura!