Compartir

Hayley Harris es una joven de 23 años que padecía anorexia. Llegó a pensar 38 kilos y utilizaba una talla 0 al tener una cintura de unos 55 cm. Durante el día, la joven, natural de Essex, solo ingería una taza de café o una galleta con 0% materia grasa, con lo que aguantaba todo el día. 

Debido a la anorexia nerviosa que se le detectó, los médicos alertaron del alto riesgo de sufrir un ataque al corazón, por lo que fue internada en un centro, según recoge el diario británico Mirror. 

Pese a su negativa inicial, Hayley fue poco a poco consciente de su delicado estado de salud. Entonces decidió abrir una cuenta en Instagram donde fue publicando su progreso. Bajo el nombre, 'bitingback', la joven “quería mostrar a las mujeres y hombres de todo el mundo que la recuperación es posible

Poco a poco, miles de desconocidos comenzaron a dejarle comentarios positivos y de ánimo, invitándola a seguir por el camino que iba y así lograr su completa recuperación.

Todo ese apoyo le sirvió de gran ayuda. En declaraciones a Mirror, Hayley explicaba que cuando estaba enferma se sentía como una “basura”. “En el momento en el que iba a beber o comer algo, sabía que me sentiría mal después, que apenas bebía un poco de agua”

Fue el pasado mes de noviembre cuando tomó la decisión que le cambió la vida. Ingresó en un hospital de forma voluntaria y pasó meses bajo terapia y un plan estricto de alimentación. Ahora ya tiene un peso saludable y ha recuperado la confianzagracias a las miles de personas que la han animado a través de Instagram.