Compartir

Solo tiene unos siete años y no solo arrasa en las clases de baile, sino que también lo hace en Internet. Este pequeño de nacionalidad china se ha vuelto muy viral después de marcarse un chachachá con un ritmo que ya quisieran muchos. 

Se desenvuelve que da vicio mientras baila al compás de la música y contagia la alegría a cualquiera que lo vea. Pasión y felicidad es lo que derrocha.