Compartir

Igual que a muchas personas no les gusta absolutamente nada ir a la consulta del médico, parece ser que a algunos animales tampoco les hace demasiada gracia eso de ir al veterinario. Y si no, ¡que se lo digan a este gato!

De repente, el veterinario que iba a atenderle se dio cuenta de que el minino había 'desaparecido'. En realidad no lo había hecho, porque aunque no lo parezca ahí está y en ningún momento se movió de la consulta.

Como al pobre veterinario le llevó un rato encontrar al animal, decidió hacer una foto del momento y compartirla en las redes sociales. La instantánea está teniendo un tremendo éxito, ya que para algunos resulta un poco complicado encontrarle.

Y vosotros, ¿lo habéis encontrado ya? Si la respuesta es que no, os damos una pista: mirad debajo del grifo.