Compartir

Iñigo Errejón no es el único ser humano que parece haber firmado un pacto con el diablo para parar el reloj en los 15 años. Ni mucho menos. Al menos está documentado el caso de este hombre de 23 años cuyo aspecto físico le permitió adoptar un nombre, edad y hasta credenciales falsas para pasar desapercibido y diluir su vida entre la masa. Todavía no se conocen los motivos por los que decidió dejar atrás su verdadera identidad, pero podría estar relacionado con la desesperada búsqueda de papeles con los que prolongar su estancia en EE.UU.

El hombre, natural de Ucrania, fue arrestado esta semana en Pensilvania, Estados Unidos, después de que se comprobara que había estado usando un nombre falso para asistir a la secundaria como un alumno más. Además tenía registro para conducir y un número de seguridad social. ¿Quién decidió ser? Se hizo pasar por un adolescente de 18 llamado Asher Potts y hasta se convirtió en el mejor alumno de la secundaria de Harrisburg, según la web ABC27. 

Samarin fue arrestado el martes pasado y enfrenta cargos de robo de identidad, a pesar de que en su nueva e inventada vida era un alumno intachable con un promedio casi perfecto. ¿Qué más le dio tiempo a hacer?  Era miembro de un programa especial de entrenamiento para oficiales de Reserva del ejército de los Estados Unidos y, además, cadete en preparación de la fuerza especial SEAL.