Compartir

Ordes es un pueblo de A Coruña de poco más de 12.000 habitantes pero en el último mes se ha vuelto muy viral, aunque no por cosas demasiado positivas. Si hace un par de semanas se conocía la noticia de un anuncio en el que buscaban para un bar del municipio una camarera “un poco puta”, días más tarde saltó a los titulares un hombre al que habían rescatado de un lavadero tras caerse al salir de una fiesta en un local de prostitutas.

Este hombre, lejos de esconderse de las cámaras o avergonzarse, ya se ha convertido en todo un fenómeno local y nacional después de haber concedido una entrevista a la Televisión de Galicia. Su nombre es Manuel Vietiez, más conocido como Manolo de Xaniño, un vecino de Ordes que pasa los 60 años, y que salió de un burdel completamente desorientado y en sentido contrario, cayendo en un lavadero y quedando completamente encajado.

El dueño de la casa que estaba al lado intentó ayudarle pero, advirtiendo de que estaba muy borracho, llamó a los servicios de emergencias, que lo rescataron, dejando una imagen que se ha filtrado y ya se ha vuelto viral en las redes sociales.

Y es que la culpa de todo lo que le pasó a Manolo de Xaniño la tuvo “el garrafón puro de los cubalibres”. “Caí en el pozo porque en el club me dieron veleno puro”, contó este jubilado a la cadena de televisión. Así lo resumió el hombre, que dijo que es que “la vida son dos días y hay que vivirla”. Su fama ya le ha dado una cuenta de Twitter, cientos de montajes y hasta dice que la gente le pita al pasar por su lado.