Compartir

Se llama Andy Mathis y es un veterinario que ha conquistado a todo aquel que ve este vídeo en el que aparece con una perrita pequeña dentro de su jaula ayudándola a comer. Resulta que la can estaba enferma y desnutrida, y no había manera de que comiese, así que tuvo la genial idea de meterse con ella a desayunar. 

La perra, que vio que él comía, se animó a imitarle y pudo ir probando el pienso poco a poco hasta que se terminó el cuenco entero. Un precioso gesto que ha sido muy aplaudido en todo el mundo. 

El propio Mathis explicó que el cachorro fue encontrado en la calle abandonado, en los huesos y con un prolapso uterino. Aunque en un principio se planteó sacrificarla, parece que ha mejorado muchísimo y sale adelante.