Compartir

Este ladrón no acertó a la hora de elegir a su víctima y terminó arrepintiéndose cuando se vio en el suelo, recibiendo todo tipo de golpes y con su objetivo sobre él. Como se observa en el vídeo, el joven se fija en una mujer y decide robarle el bolso pegándole un tirón rápido y efectivo. O casi.

Sin embargo, el ladrón sufrió un inoportuno resbalón y su víctima no perdió ni un segundo a la hora de darle su merecido. Antes de que consiga huir, aunque con las manos vacías, la mujer le propina varias patadas.