Quantcast

El joven adicto a los cereales que se come 13 cuencos al día

¿Eres de cereales? ¿De los que llenan el cuenco hasta arriba que no cabe la leche o de los que respeta los límites de la gravedad? Si eres de una u otra opción, la historia de Philip Patrick te va a impactar seguro.

Este joven británico de 19 años no tenía por costumbre comer cereales, más bien todo lo contrario, los odiaba. Cuando se independizó con su novia, su alimentación cambió. Empezó a comer cereales de vez en cuando hasta que esa temporalidad se convirtió en una costumbre.

A día de hoy, tres años más tarde de esa fecha, se ha convertido en un auténtico adicto a los cereales. Patrick se 'mete' para el cuerpo 13 cuencos al día, es decir, seis cajas en una semana, los cuales se come con ocho litros de leche y cinco kilos de azúcar. ¡Casi nada!

El joven ha asegurado en una entrevista al 'Mirror' que está realmente preocupado por su dieta porque lo único que quiere comer son cereales. Además, señala que está muy débil y que apenas tiene fuerzas para moverse, subir escaleras o salir a cenar con su pareja.

Esta extraña adicción le ha llevado a perder su puesto de trabajo. Ha engordado 25 kilos, algo que le hizo “más torpe”, según su jefe, para seguir como camarero. Su vida sexual también se ha convertido en un desastre.

Los médicos le han advertido de la necesidad de iniciar una dieta sana y eliminar lo antes posible los más de 14.000 cuencos de cereales de los últimos tres años para evitar desarrollar un cáncer o un infarto.

Comentarios de Facebook