lunes, 10 agosto 2020 11:35

La emotiva reacción al escuchar los latidos de su bebé fallecido

Su nombre era Lukas y con solo 7 meses murió en 2013 a causa las heridas que le provocó la pareja de la niñera que lo cuidaba. Un terrible caso que se ha convertido en símbolo de lucha por la decisión que tuvo su madre, Heather Clark, procedente de California, de donar los órganos de su pequeño para salvar la vida de otra niña de solo tres años. 

La menor, llamada Jordan, ha crecido sana después del trasplante de corazón de Lukas y su madre ha querido agradecérselo a su salvadora en un emotivo encuentro en el que Heather pudo escuchar los latidos de la niña, que en realidad es el de su hijo.

“Es tan fuerte”, dice entre lágrimas la madre del bebé. “Estoy segura de que él sigue ahí a través de ella”, asegura en el vídeo. Realmente conmovedor.

Artículos similares